07 abril 2009

Ni bueno ni malo

Los gestos, la espalda semicurva [cuando hay gente desconocida], su mirada, la forma de manejar las manos o de no saberlas manejar en absoluto cuando sale del guión discursivo y olvida el modo [de libro] en que se han de colocar estas para mostrar seguridad, confianza o atención indican que nuestro presidente es tímido y eso no es ni bueno ni malo pero puede serlo.