19 septiembre 2007

Al modo de crónicas, 5

Era como una pesadilla. El músico diseñaba planos. La maestra desfilaba en pasarela. El médico ejercía hechicería. El niño pilotaba aeronaves. La princesa barría suelos y el coronel cultivaba azafrán. No había forma de saber cuál era la profesión de nadie. Nadie en el planeta aceptaba su vocación.