29 julio 2007

Felicidades

Le conocía, por sus méritos y trabajo, como todos. Luego apareció por el taller literario de la UP y le conocí mejor. No todos los días -casi ninguno- uno comparte que un nombramiento es acertado. Calidad y equidad. Justo. Lo peor de todo puede ser que el mantenimiento de su blog sea aún más intermitente.