12 junio 2006

Wonderful world!

No es asunto de cinismo. Habitualmente pienso que el mundo es una auténtica mierda [no lo salvará ni ...] y que para que unos vivamos bien muchos otros mueren a diario. También pienso habitualmente que en nuestro mundo "civilizado" sólo prima la hipocresía y el navajazo por la espalda, pero estos días, disfrutando una hora tras otra de mis dos chicas, recuperando tantas horas pasadas en las que ni tenemos un rato para hablar, me he sorprendido varias veces cantando What a wonderful world, con perdón de los que siguen muriendo para que otros seamos felices.