06 junio 2006

Oposiciones sin oposición

Llevamos tiempo leyendo -y de aquí a un poco cada vez más- sobre la gran discriminación que sufren los profesores interinos [sobre todo en secundaria, que me afecta más]. Pues bien
1. El sistema favorece a los más incompetentes, algunos de los cuales entraron hace años, sin siquiera aprobar el primer exámen y siguen copando plazas por encima de gente que aprueba las oposiciones con notas de hasta ocho puntos de media.
2. Estar de profesor interino no garantiza la competencia en el puesto. Eso no lo garantiza más que el buen trabajo realizado y eso es difícil de demostrar ¿no?
3. Ya quisieran los interinos de otras administraciones, -que por cierto entran tras aprobar las tres partes de un exámen- o los que sufren contratos de meses [basura, tras basura] tener una ínfima parte de los derechos que estos señores gozan.
4. No me den la respuesta típica de que yo también puedo entrar en ese juego. No todos podemos. Yo aprobé los tres exámenes con nota, pero a mi edad no puedo jugar con el pan de mi familia y esperar contratos de sustitución por tres meses hasta que consiga juntar los puntos necesarios para entrar por la puerta del tiempo trabajado.
ALGUIEN TENÍA QUE DECIR ESTO ¿NO?