21 abril 2006

David y Goliat

Un año ha costado a La Ferretera Extremeña defender su nombre comercial [¿cómo es posible que se tenga que defender algo por lo que se está pagando en patentes y marcas desde hace más de cuarenta años?] frente a una nueva empresa [unión ferretera], que en tribunales usó argumentos tan serios como "somos una gran empresa y a la inaguración acudió la alcaldesa". Penoso.