23 enero 2006

DRAGON 64


Con 64k de ram y 32 de rom esta "poderosa máquina" me permitió aprender a programar en basic. Cuando lo encendía me saludaba por mi nombre y con el gestioné una base de datos de los alumnos que tenía a mi cargo por aquella época. "Tutor" de octavo de EGB, llamé al dragón octavio.
El fabricante cerró en 1983 y trasladó la fabricación a Cáceres, esa fue la primera razón por la que opté por el, la segunda es que participaba en proyectos eductivos como ATENEA. A pesar de todo en dos años quebró y éste y sus hermanos [spectrum, commodore] fueron rápidamente sustituidos en la irrefrenable carrera informática que padecemos. Lo que me sorprendía y sigue creándome estupor es que con estos 64Kb se calculaban con total precisión la trayectoria de los misiles [al menos eso decían los USA].