31 diciembre 2005

Deseos

Hay dos riesgos a la hora de solicitar deseos al año que empieza. El primero -al que solemos estar acostumbrados- es que no se cumplan o que vengan acompañados de otros indeseables. El segundo -más peligroso- es que se cumplan. Ojo, con lo que pedís porque os lo pueden conceder.
Salud para todos.